Taller Primitiva

Las obras de Taller Primitiva expresan en sus imágenes que están inspiradas en su experiencia en el desierto. Las técnicas usadas son las mismas que ocuparon los ancestros hace miles de años. Son obras únicas, sin utilizar moldes ni tornos, sólo las manos y herramientas rudimentarias.

La cocción está hecha con “cauto” (guano de unos 20 años de antigüedad) y los distintos matices de negro –nacarado, grafito, mate y tornasolado- que se consiguen durante la quema, son los originales y forman parte del misterio de la quema primitiva.